Un centenar de empresas de Silicon Valley rechazan el decreto inmigratorio de Trump

trump*En el aire. Donald Trump, ayer, al subir al Air Force One para un viaje a Tampa, al sur del país. Allí participó de su primer encuentro con militares desde que asumió el poder. NYTimes

*Son 97 firmas tecnológicas, lideradas por Google, Facebook y Microsoft. Le dijeron al tribunal del caso que el veto del presidente es ilegal y daña la economía del país

*Se suman a la demanda presentada por otros Estados, fiscales y altos diplomáticos

Clarin.com / 060217 /  Donald Trump / Mundo / Estados Unidos

El frente contra el polémico decreto del presidente Donald Trump, que suspende la entrada a Estados Unidos de refugiados y de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, se extiende más allá de las manifestaciones de repudio y avanza en la justicia: un total de 97 empresas tecnológicas estadounidenses, encabezadas por pesos pesados como Apple, Google, Facebook y Microsoft, presentaron ante un tribunal de San Francisco una moción que critica la medida presidencial y defiende el aporte de la inmigración.

El texto de los gigantes de Silicon Valley fue presentado el domingo y argumenta en contra de la orden ejecutiva del 27 de enero por la que Trump prohibió por 90 días la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irán, Irak, Siria, Libia, Yemen, Sudán y Somalia) y suspendió el ingreso de los refugiados. Con estas medidas el presidente intentaba frenar el ingreso de supuestos terroristas al país. Pero un juez federal de Seattle dejó sin efecto la orden ejecutiva el sábado a pedido de los estados de Washington y Minnesota. Luego una corte de apelaciones de San Francisco rechazó el recurso de urgencia del Gobierno en el que se pedía anular el fallo del magistrado. El tribunal pidió entonces escuchar primero ampliamente los argumentos de ambas partes y en ese contexto es en el que se presentan las empresas. El gobierno también hará su presentación.

Entre las 97 firmas del documento están también Ebay, Intel, Netflix, Twitter, el responsable de Snapchat -Snap-, Mozilla (el desarrollador de Firefox), el especialista en cámaras GoPro, la firma de alquiler de viviendas AirBnB y servicios de transporte como Uber y Lyft. Además, se agregan a la lista compañías de otros ramos como la famosa marca de jeans Levi Strauss y la de yogures Chobani.

Las tecnológicas de California se suman así a la demanda contra Trump tramitada por el Estado de Washington, donde está Seattle, y que cuenta con el apoyo de Microsoft, Amazon y Expedia, los líderes de la economía digital en la zona. Sin embargo, en la lista faltan sin embargo también algunos nombres destacados del sector como IBM, Oracle, Yahoo o Tesla y SpaceX.

Las compañías se dirigen al juez como “amigos del tribunal” y alegan que el decreto es discriminatorio y que viola las leyes y la Constitución estadounidenses. Señalan, además, que la medida debilita la competitividad de las empresas norteamericanas.

“Si se mantiene el decreto, es imposible para las personas y las firmas prever qué países serán los siguientes”, argumentan. La decisión generó mucho malestar en el sector tecnológico, en el que los inmigrantes tienen un papel destacado. Muchos de sus principales talentos vienen del extranjero, por ejemplo los actuales jefes de Google y Microsoft, Sundar Pichai y Satya Nadella, proceden de la India. Las empresas tecnológicas, que contratan a miles de inmigrantes, denunciaron que la orden presidencial “inflige un daño significativo a los negocios estadounidenses, a la innovación y al crecimiento”. Según Silicon Valley Index, en 2016, el 37,4% de los empleados de estas empresas era extranjero.

También hicieron su presentación ante la justicia más de 280 profesores de leyes, una coalición de 16 fiscales estatales, que incluyen los de DC, Maryland y Virginia, y también los ex secretarios de Estado John Kerry y Madeleine Albright. Se sumaron los ex directores de la CIA, León Panetta y Michael Hayden, y otros ex funcionarios de seguridad que señalaron que “no existe un objetivo de seguridad nacional” en esa medida y resaltaron que no habían habido ataques terroristas en EE.UU. perpetrados por extranjeros de esos países. Los estados de Washington y Minnesota, que se oponen a la medida, dijeron también en su presentación que si se reactiva el veto se desatará el “caos” y se violará la Constitución.

El decreto también ha desatado el malestar en el mundo académico, del arte y del espectáculo y también en el sector de la construcción. En la gran final del Superbowl del domingo se emitieron en forma inédita varios avisos de empresas que criticaron en manera más o menos velada la decisión del magnate, incluida una de las mayores compañías de construcción de los Estados Unidos, 84 Lumber.

La Asociación de Universidades Estadounidenses, que representa a 62 centros de estudio, llamó también a Trump a revocar la orden y dijo que esto solo hará que los mejores profesionales se vayan. El museo MOMA de Nueva York inauguró una muestra con artistas ciudadanos de los países de la “lista negra”. Las encuestas sobre el tema no son tan contundentes: hay una leve mayoría que se opone a la prohibición. Pero Trump las desestimó de plano: “Todos los sondeos negativos son noticias falsas, tal como los sondeos electorales de CNN, ABC y NBC”, dijo ayer en Twitter. “Lo siento, la gente quiere seguridad fronteriza y chequeos rigurosos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INTERNACIONAL y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s