En San Luis Potosí campea el miedo, la violencia lo empodera

jchalitazFotos-texto: Héctor Pech

San Luis Potosí, S. L. P., 19 de noviembre de 2016

Tras reiterar que San Luis Potosí está en ‘muy mala situación’, el empresario Jalil Chalita Zarur lamentó que hoy las calles de nuestra ciudad y algunas zonas de la entidad sean presa de la violencia criminal, ante lo cual las autoridades solo atinan a decir que aquí ‘no pasa nada’.

De manera vehemente, el también político enfatizó que esta severa violencia que aquí se vive ha socavado ‘al valiente San Luis Potosí de antaño’, cediendo hasta el grado de que en estos momentos no hay alguien, ni el propio gobernador, que pueda poner freno a la espiral de violencia que afecta la vida cotidiana de la entidad.

Aquí no pasa nada, todo está tranquilo –arremedó de entrada Chalita Zarur a las autoridades-. No hay muertos en las carreteras, menos en la 57, no hay muertos en la B. Anaya, ni en Muñoz, en los Municipios como Valles, no se diga. No pasa nada.

“Bueno, para ellos (los funcionarios) no pasa nada, pero claramente se ve que el gobernador, su esposa y el alcalde tienen sus camionetas blindadas y un ejército a su disposición, que hasta de niñeras usan a los policías. ¿Es correcto abandonar a la ciudadanía de a píe? Ésta es quien sufre las consecuencias, es gente que ha caído, personas que ‘no la deben ni la temen’, gente trabajadora que ha sido asesinada, ¿es justo esto? San Luis Potosí hoy por hoy ocupa los primeros lugares en delitos a nivel nacional.

jchalitaz2“Creo que a esto le tiene que dar una solución el gobernador, porque vemos todos que estamos en un ‘estado de sitio’ y no podemos transitar en las noches, después de las 10, e incluso antes; las calles están vacías por miedo. La sicosis se ha generado por todas las balaceras y se ha adueñado de nuestra ciudad, que antaño era tranquila, recuerdo que hasta dejábamos abiertas las ventanillas de nuestros automóviles estacionados y no pasaba nada”, remarcó el dirigente político.

Había vergüenza –recordó-, cuando se descubría a una persona robando, pero ahora se roba sin temor ni miedo, porque todos están en la misma situación, no se diga de los señores policías municipales. Ahora metieron bastantes mujeres en motocicleta, que son las más bravas, que son ‘las más mordelonas’. ¿Qué pasa?, la ciudad es un sándwich, malos contra buenos, entre comillas buenos, y los ciudadanos de a píe, los que no tenemos los recursos necesarios para protegernos, tener un chofer, guaruras, camionetas blindadas, o todos parejos o todos ‘huarachudos’.

Debido a la forma en que las autoridades se protegen de la violencia, Chalita Zarur expresó “seguiremos insistiendo en que tanto el gobernador, los presidentes Municipales y los diputados, deben de ser los más inferiores del pueblo porque éste es el que manda, por los recursos que generan los impuestos que paga”.

El ex regidor soledense consideró que “San Luis Potosí es un polvorín, ‘una revolución callada, silenciosa’ y los ciudadanos no nos rebelamos, porque cuando uno trata de rebelarse nadie lo sigue… por miedo. ¿Dónde está esa hombría, ese machismo de lo que anteriormente presumíamos?, de ‘mexicanos con valor’. Los potosinos no tenían miedo, pero ahora sí. Bueno, ¡a lo mejor de tanto gai que existe en la actualidad! (risas), quienes lo único que piden y por lo que se preocupan es por sus bodas, ¡pero es contra natura! San Luis Potosí se encuentra en muy mala situación”.

“Muy sano sería una Contraloría Ciudadana, pero no hay ciudadanos ‘que le entren’, que verdaderamente demuestren su valor. Ellos dicen: ‘nos están robando, todos nuestros impuestos se lo llevan’. Vamos a decir en la cuestión de los medicamentos de Sandra Sánchez Ruíz que no aparece y nos engañan con que ya se compró el medicamento, cerca de 100 millones de pesos; desaparecieron del Gobierno del Estado miles de millones de dólares (de los Fondos de Pensiones), pero nada más lo decimos y lo hablamos. Si a mí me dicen que hay que hacer algo, les contestaría ¡vámonos! a los reclamos, vamos a exigirles al gobernador y al presidente Municipal.

“Pero hay miedo, porque ‘el jefe de jefes’ se va a vengar, como lo hizo con ‘Lupillo’ González, el de ‘Ciudadanos Observando’, al que le cerraron dos negocios y a los dos o tres días ‘reculó’ (de sus señalamientos). ¿Qué lectura le damos a esto? Miedo, lo amenazaron, el temor que habrá sentido ‘Lupillo’ González. Debió de haber aguantado ‘como hombre’ y convocar a una rueda de prensa para decir la verdad, pero no lo hizo. ¿Estos son los hombres que tenemos ahora en San Luis?, debió de haber denunciado cualquier amenaza recibida y no lo hizo”, remarcó Chalita Zarur.

jchalitaz3No puedo decirle más –acotó-, porque ‘la verdad entre el cielo y la tierra todo está a la vista’, nada se nos puede escapar, desgraciadamente el valor que falta ya no lo tenemos los potosinos. Perdón, perdón, yo sí tengo el valor, lo tengo, y en el momento que se junten las personas, (pero) que yo no lideraré, (solo) seré uno de los miembros en defensa de nuestro País, de nuestra Patria, en defensa no solo de nuestro Municipio, sino de los 58 de San Luis Potosí. No los encabezaría, porque dirían ‘Jalil Chalita es un protagonista, quiere robar cámaras’ y no es mí objetivo. Las denuncias las he venido haciendo públicamente, sin temor y ¿saben una cosa?, no tengo ni chofer ni guarura, no me gusta ser prisionero de mi propia voluntad o de mi persona, así que ando solo y vuelo solo como las águilas.

“Lamentablemente, el señor gobernador es una persona buena, pero debería de ser ‘un poco duro’, debería de tener esas agallas y esa fortaleza para tener el control, al menos, de esta ciudad.

“Incluso estamos viendo que a esta ciudad se la está ‘comiendo’ la vecina Soledad de Graciano Sánchez y con toda ínfula hacen menos al gobernador, no lo toman en consideración. ¿No se dio cuenta usted de que en el Informe del presidente Municipal de esta ciudad el gobernador quería dirigir unas palabras y no se lo permitieron? Entonces ¿cuál respeto?, a quien le faltaron al respeto, fue a la primera autoridad del estado. Por eso digo que el señor gobernador debería de ponerse los zapatos, el cinturón o los pantalones, para que tome el mandato en serio y que tampoco nos trate de dar ‘atole con el dedo’, diciéndonos que ‘aquí no pasa nada’.

-¿Con toda esta situación, entonces se podrían añorar los tiempos de Gonzalo Natividad Santos o los de Carlos Jonguitud Barrios?

-Sí, antes en San Luis Potosí hubieron gobernadores que si se registraba un solo homicidio, renunciaban. Ahora hay cientos de homicidios y no pasa nada. Más bien no hay vergüenza, porque si no renuncia el señor gobernador, al menos debería de taparse la cara, debería de hablar con la verdad y decir: ‘no puedo’. Todo mundo sabe que existen negociaciones de los ‘malos’ con los ‘buenos’. Los gobiernos, antes que nada, tienen que negociar con los Cárteles y cuando otros Cárteles quieran intervenir el gobernador debería de poner orden, porque el gobernador ‘es el que manda en San Luis Potosí’.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en local y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s