Reduce Fitch de 2.6% a 2% pronóstico de crecimiento para México

*Según la calificadora, el ajuste se realizó a partir de un crecimiento menor al esperado en el segundo trimestre del año en curso

pibVanguardia.com.mx / EL UNIVERSAL / DINERO / 061016 / CIUDAD DE MÉXICO .-

La calificadora Fitch Ratings bajó su pronóstico de crecimiento para México a 2% al cierre de 2016 desde una estimación previa de 2.6%. En tanto, para el año próximo también ajustó sus perspectivas de 2.8% a 2.6%.

Según la calificadora, el ajuste se realizó a partir de un crecimiento menor al esperado en el segundo trimestre del año en curso.

Para la firma, las proyecciones de crecimiento para México podrían sufrir todavía más si Estados Unidos toma una estrategia más proteccionista después de las elecciones de noviembre próximo.

“Una reducción acelerada de la producción de petróleo, el aumento en la volatilidad a nivel internacional de manera que afecte la confianza interna y el rendimiento reducido del sector industrial en Estados Unidos representan riesgos a la baja en este pronóstico”, añadió la firma.

En caso contrario, Fitch Ratings espera que la economía mexicana se recupere moderadamente durante el período 2017 y 2018, impulsada principalmente por una factible alza en los precios del petróleo así como un tipo de cambio competitivo del peso mexicano con respecto al dólar estadounidense.

“Un impulso en la inversión derivado de reformas estructurales ayudarán a respaldar el crecimiento a pesar de algunos menoscabos derivados de la estrategia fiscal restrictiva”, añadió la firma.

J.P. Morgan recorta de 2.6 a 2.2% crecimiento del PIB de México para 2017

*El consumo interno enfrenta por el endurecimiento de la política monetaria y fiscal

pib2*En su reporte mensual de octubre, el banco explicó que debido a este recorte en las expectativas sobre la economía mexicana, el pronóstico para toda América Latina se ajustó a la baja a 2.1 por ciento desde el 2.2 por ciento

El Financiero.com.mx / Leticia Morón / ECONOMÍA / 061016

J.P. Morgan bajó su estimado de crecimiento para México para 2017 de 2.6 por ciento previsto hace un mes a 2.2 por ciento, debido a los vientos en contra que el consumo interno enfrenta por el endurecimiento de la política monetaria y fiscal.

“Aún vemos en 2016 un crecimiento de 2.4 por ciento en el tercer trimestre del año pero el endurecimiento de la política monetaria y fiscal, así como la batalla en el sector de petróleo, nos llevan a recortar el estimado de crecimiento para 2017 a 2.2 por ciento desde 2.6 por ciento, todavía sin contabilizar el riesgo a la baja por las elecciones en Estados Unidos”, indica el informe mensual de octubre.

Debido a este recorte en las expectativas sobre la economía mexicana, el pronóstico para toda América Latina se ajustó a la baja a 2.1 por ciento desde el 2.2 por ciento.

En el reporte mensual de octubre del grupo financiero sobre la economía en América Latina expone que en México la demanda doméstica permanece fuerte pero vientos en contra se aproximan con el riesgo de un huracán.

pib3Explica que las variables que dependen del consumo podrían debilitarse el próximo año derivando en una moderación en el crecimiento del sector servicios.

La manufactura se espera compense la desaceleración en el crecimiento del sector servicios, pero los vientos en contra en la forma de endurecimiento fiscal y de política monetaria podrían tener consecuencias sobre la actividad del próximo año.

J.P. Morgan estima que el banco central seguirá el alza de tasas que haga la Reserva Federal de Estados Unidos en diciembre con un alza de 25 puntos base para terminar el año en 5.00 por ciento, pero la volatilidad por la elección presidencial continuará relevante.

En su análisis, la firma considera que el impacto de las reformas estructurales no será inmediato, aunque han generado optimismo sobre las perspectivas de crecimiento de México, los beneficios de su implementación podrían ser mayores en el largo plazo.

“Si bien compartimos ese optimismo, estimamos que el impacto completo de las reformas no se dejará sentir por completo en el mediano plazo. Algunas externalidades positivas de corto plazo son relacionadas con los bajos precios en los sectores energía y telecomunicaciones”.

Para este 2016 la expectativa de crecimiento de J.P. Morgan sobre América Latina se mantiene en una contracción de 0.6 por ciento en 2016 pero para el 2017 se ajustó ligeramente a la baja, a 2.1 por ciento desde 2.2 por ciento debido a la revisión a la baja en México.

El declive en la inversión como porcentaje del PIB es uno de las principales razones detrás del menor potencial de crecimiento entre los países de la región.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA NACIONAL y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s