Guaruras del Ayuntamiento de SLP aún no responden por delito que cometieron; los ayuda agente del M. P.

guarurasPor  Dr. Ángel Salas Alfaro

San Luis Potosí, S. L. P., a 25 de agosto de 2013

Los ex guaruras o guaruras del Ayuntamiento de esta capital José de Jesús Tapia Arteaga, Apolonio Delgado Cerda y Juan Fernando Villanueva Alonso, se siguen haciendo ‘los occisos’ con los daños causados a un vehículo de mi propiedad y las amenazas proferidas a uno de mis hijos, desde el 2011, cuando en estado de ebriedad y acompañados por unas mujeres, se impactaron con un vehículo en el que viajaban, contra el que conducía mi hijo, quien tenía apenas 17 años, pero portaba su permiso para conducir, cuando iba por la calle de Vallejo, saliendo ellos repentinamente de la de Gómez Farías, amenazándolo, así como a sus dos acompañantes, con una pistola, exigiéndole uno de ellos que le entregara $5.000.00 o $10.000.00 “por el daño” que, según ellos, sufrió la camioneta en la que iban. 

El responsable es el que debe de pagar los daños a mi vehículo, que ascienden a $15.000.00  entre ellos ‘se echan la pelota’ sobre quién conducía.

A ver qué dice Mario García sobre si los tipos siguen o no laborando en el ayuntamiento.

No obstante las evidencias niegan su responsabilidad, al presentarse al M. P. a inventar y declarar, no ellos directamente, sino a través de su dizque “abogado”,  a quien indebidamente se le permitió declarar a nombre de ellos, que tuvieran qué ver en el problema y todavía el agente del M. P. que conoce del asunto, de nombre Juan Carlos Pacheco Zavala, les da una ayudada, al decretar el inejercicio de la acción penal, cuando ni siquiera se ha integrado la averiguación, pues no  hemos presentado a los testigos.

Falta por anexar otros elementos probatorios que son contundentes en contra del o los responsables,  resolución del agente que es más que sospechosa de haber recibido alguna instrucción, línea o dinero, lo que amerita una investigación directa por parte del procurador de Justicia, de la que si resulta cierta la sospecha, que lo destituya, le inicie averiguación y lo someta a proceso penal por prestarse a una corruptela.

La averiguación se encuentra en revisión con uno de los asesores del procurador, confiando en que revoque la absurda resolución del agente del M. P.

guaruras2En relación con lo mismo, he recibido algunos comentarios de personas de mi confianza, de que los tipos han dicho que si los “sigo fastidiando con la averiguación, ‘no me la voy a  acabar’”, por lo que, de cumplir sus amenazas -que desde luego es otro delito, más los que llegaren a cometer nuevamente en contra mía o de mi familia-, los hago totalmente responsables.

Si por ser guaruras, o haber sido, piensan que van a quedar impunes de los graves delitos cometidos, están muy equivocados, aunque no dudo que estén recurriendo y recurran a todos los medios ilícitos posibles, para no responder de lo causado.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en local y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s